Innovación y competencia


El artículo enfatiza la dimensión microeconómica de la innovación. ¿Se puede producir innovación independientemente de cualquier estructura de mercado? Se refiere a las diferentes formas de organización del mercado caracterizadas por el número de vendedores y compradores. Algunos ejemplos son la competencia, el monopolio o la competencia monopolística. El artículo también proporciona información sobre las razones de la brecha de productividad entre Estados Unidos y Europa y las reformas en el marco del mercado único.

LA NECESIDAD ES LA MADRE DE LA INVENCIÓN

La necesidad es la madre de la invención

Según Agatha Christie: “ : I don’t think necessity is the mother of invention — invention, in my opinion, arises directly from idleness, possibly also from laziness. To save oneself from trouble. »

Traducción : “No creo que la necesidad sea la madre de la invención; la invención, en mi opinión, surge directamente de la ociosidad, posiblemente también de la pereza. Para salvarse uno mismo de los problemas « . [Https://bigthink.com/agatha-christie-necessity-is-not-the-mother-of-invention.amp.html].

Competicion internacional

Cualesquiera que sean los motivos de la invención, lo que es cada vez más evidente es la ampliación del ámbito de competencia, en particular a nivel internacional, amenazando las posiciones adquiridas gracias a los esfuerzos previos de innovación y al mismo tiempo acelerando el ritmo de estos. Además, aprendemos de las teorías económicas neo-schumpeterianas de la innovación que la invención no es un fenómeno ubicado aguas arriba de la innovación. El gasto en I + D, las instituciones contribuyen a la invención, así como a las interacciones entre los actores económicos.

Consideramos que la innovación determina :

– Ganancias de productividad

– Competitividad

– Atractivo (Promueve la IED: inversiones directas en el exterior)

Además, las consecuencias de la innovación en el mundo en diversos campos son bien conocidas. Consulte, por ejemplo, “11 innovaciones que cambiaron la historia” de Evan Andrews [1].

]

Nadie puede ignorar a J. A. Schumpeter

Las diferentes etapas de la evolución humana están marcadas por dos fenómenos de múltiples dimensiones, psicológica, técnica, histórica, económica y social: la innovación. Por lo tanto, identificarlos y comprenderlos requiere múltiples enfoques. No existe una definición clara y simple de estos conceptos. Los investigadores destacaron la dificultad de definir la invención. Sin embargo, a través de un examen en profundidad de ciertas teorías, se pueden comprender estos conceptos, que ocupan un lugar central en el análisis económico. La cuestión del vínculo entre innovación y competencia no siempre se había planteado. En otras palabras, la invención y la innovación no siempre han estado determinadas por la competencia. Este problema surge con el capitalismo y las estructuras de mercado que se desarrollan allí.

Al abordar la cuestión de la innovación, nos vemos llevados a evocar la teoría de J. A. Schumpeter presente en sus obras publicadas entre 1939 y 1942. En sus obras se otorga un papel crucial al emprendedor innovador, un individuo excepcional. Aquí hay un pasaje traducido del inglés sobre el emprendedor: “El emprendedor es aquel que inventa nuevas formas de hacer para abrir nuevas perspectivas para una producción eficiente. Como afirma Schumpeter, “un estudio de la respuesta creativa en los negocios es paralelo al estudio del espíritu empresarial. Los mecanismos de cambio económico en la sociedad capitalista giran en torno a la actividad empresarial ”(Schumpeter, 1947, p. 150). Por supuesto, la actividad empresarial no se limita a la sociedad capitalista. Pero Schumpeter distingue el espíritu empresarial capitalista como un fenómeno suficientemente distinto que está en el corazón del cambio económico « . [2].

Pero si se abren nuevas oportunidades, las empresas y los puestos de trabajo desaparecen porque las estructuras, los productos y los procesos se vuelven obsoletos y la competencia se limita por un tiempo (ver monopolio temporal).

Schumpeter responde a la pregunta que hace sobre el ritmo discontinuo de aparición de emprendedores, en tropa (pág. 329): “(…) Solo porque la aparición de un emprendedor o de unos pocos emprendedores lo facilita, y con ello provoca la aparición de otros emprendedores, y esta aparición en sí misma provoca la aparición de emprendedores diferentes y cada vez más numerosos ”[3].

Tenga en cuenta que para Schumpeter, el emprendedor es diferente del inventor que no cae bajo el análisis económico. Es un agente exógeno al sistema económico.

Su pensamiento evoluciona con la observación del funcionamiento del sistema capitalista y en particular de la economía estadounidense. El término empresario ya no está reservado a un individuo sino que también se refiere a un país. En este proceso, ahora es el sistema bancario el que juega un papel importante en la financiación en lugar del banquero [4].

Además, Schumpeter subraya la voluntad de las empresas de obtener beneficios excedentes y la amenaza que representan los oligopolios para el sistema capitalista. Tienen, a través de la innovación, una ventaja competitiva, un monopolio temporal. Sin embargo, la libre entrada al mercado tiene consecuencias favorables para el espíritu de imitación y difusión de innovaciones. Estos se distinguen en innovaciones menores y mayores o incluso incrementales y radicales. Existen otras tipologías como la que diferencia las innovaciones de productos y procesos.

Las empresas también pueden desarrollar su capacidad de innovación mediante operaciones de fusión y absorción. Sin embargo, no hay consenso sobre los efectos de estas operaciones en cuanto a su eficacia [5].

El sistema de innovación

Pero la innovación (o incluso la invención) es cada vez más una actividad común en las empresas y cada vez menos la función del emprendedor, como observó el propio Schumpeter a principios de la década de 1940. El emprendedor schumteriano pasa a un segundo plano a favor de “la función creativa de la empresa”.

El análisis del proceso de innovación realizado por J.A. Schumpeter dio lugar a ampliaciones que constituyen la denominada corriente neoschumpeteriana. Esta corriente arroja nueva luz sobre la producción de innovación. He aquí un pasaje que ayuda a comprender qué caracteriza a esta escuela de pensamiento que se remonta a unas dos décadas.

“El análisis neo-schumpeteriano de la innovación implica un nuevo enfoque de la producción de innovación y su relación con el sistema de producción. Rechaza el diagrama lineal invención-innovación-difusión, para resaltar los bucles de retroalimentación entre las diferentes fases (KLINE y ROSENBERG,

1986). Estos circuitos de retroalimentación se basan en dos características de los procesos de innovación:

• En primer lugar, la fase de invención ya no es anterior a la innovación, y parece ser exógena a quienes participan en la innovación. Por el contrario, se internaliza dentro del sistema productivo y empresarial, en particular a través de la organización de la investigación y el desarrollo. Se trata de actores específicos junto a empresas, y en particular instituciones públicas o privadas, que lo promueven asegurando en particular la difusión de información y formación;

* en segundo lugar, la innovación abarca también no solo el proceso conocido como « Ieaming by doing, que es la base de una difusión basada en la práctica de la innovación, sino también el de » Ieaming by using, por el cual los usuarios de la innovación identificar el grado de adaptabilidad de la innovación, seleccionar posibles mejoras e informar a los diseñadores. Es este flujo de información entre los diversos actores lo que cierra la retroalimentación.

Este conjunto de vínculos entre actores de la innovación, investigación fundamental pública o privada, diseñadores de innovación en investigación y desarrollo y usuarios constituye lo que se conoce como un sistema de innovación, que generalmente se define a nivel nacional. , pero que puede extenderse a otros niveles, local por ejemplo (REQUlER-DESJARDINS et al., 1993). [https://horizon.documentation.ird.fr/exl-doc/pleins_textes/divers11-10/010020171.pdf].

De lo anterior, podemos notar:

La multiplicidad de actores involucrados en la innovación y la importancia de las interacciones entre ellos.

La innovación es, por tanto, un proceso y no un resultado. Se está convirtiendo cada vez más en un negocio para las grandes empresas que ponen barreras de entrada para disuadir a nuevos empresarios y pequeñas empresas. En este segundo enfoque, las grandes empresas son las que más innovan [6].

Diferencias en las ganancias de productividad entre países.

Los siguientes pasajes se basan en gran parte en el sitio web del gobierno [7a]

Pocas empresas invierten en innovación y el gasto de inversión, especialmente en TIC, no es alto [¿podemos calcular la cantidad óptima en innovación?]. La medida adoptada es la participación del gasto en I + D en el PIB.

¿Qué vínculos hay entre competencia e innovación?

Estados Unidos Europa

Obstáculos a la competencia

Se refleja la menor capacidad de innovación de Europa y el número insuficiente de empresas innovadoras debido a la existencia de barreras a la competencia en el mercado de mercancías.

Las diferencias de capitalización

Se propone otra explicación del contraste entre Europa y Estados Unidos. relativo a la brecha de productividad por las diferencias en las capitalizaciones bursátiles de las empresas (empresas antiguas o empresas obtenidas por adquisiciones, fusiones en Europa y empresas jóvenes o creadas ex-nihilo en EE.UU.) [7b].

Mercado único, reformas y competencia

Varios autores han demostrado que las “reformas que se han llevado a cabo en el marco del Mercado Único y que han incrementado la intensidad de la competencia gracias a la flexibilización de la regulación del mercado de mercancías y la reducción de las barreras comerciales. ‘Entrada. » [ver referencia arriba]. Sin embargo, se aboga por que la acción sobre las estructuras del mercado sea flexible y no obstaculice los esfuerzos de las empresas que buscan lograr el dominio. De ahí el aumento de las inversiones en I + D y la PTF. Una conclusión a matizar porque el vínculo mencionado depende del contexto.

Derechos de propiedad intelectual

En cuanto a los derechos de propiedad intelectual (dpi), confieren un monopolio temporal. Estos dpi pueden tener efectos anticompetitivos. Por tanto, se considera que una protección excesiva de estos derechos no promueve la innovación [7c].

—-

[1] [https://www.history.com/news/11-innovations-that-changed-history

[2] http://doi.org/10.17261/Pressacademia.2017.450%5D

[3] Teoría de la evolución económica, ediciones Dalloz, 1999]

[4] https://papers.ssrn.com/Sol3/Papers.Cfm?Abstract_Id=2257783

[5] https://www.cairn.info/revue-horizons-strategiques-2007-2-page-156.htm#

[6] https://institut-gaston-berger.insa-lyon.fr/sites/institut-gaston-berger.insa-lyon.fr/files/u23/principe_deco_de_linno_jf_vf_auteur.pdf

[7a] https://www.economie.gouv.fr/files/finances/presse/dossiers_de_presse/conf070306/14concurrence_innovation.pdf

[7b] https://www.economie.gouv.fr/files/finances/presse/dossiers_de_presse/conf070306/14concurrence_innovation.pdf

[7c] https://www.economie.gouv.fr/files/finances/presse/dossiers_de_presse/conf070306/14concurrence_innovation.pdf

Para obtener más información sobre innovación y competencia, visite el sitio web de France Culture [8].

[8] https://www.franceculture.fr/economie/concurrence-innovation-deux-notions-cles-en-economie

Auteur : lamssasite مدونة

Passionné pour le partage.